Mi infancia.

Todo tiene un comienzo. Las personas tenemos un comienzo, no nacemos adultos, al mismo tiempo que tampoco nacemos sabiendo nada. En cierta forma, no llegamos a saber nada nunca, al menos al 100%.

Mi infancia, es una forma de agrupar todo aquello que fui publicando cuando emprendí este proyecto. Mis inicios. Los inicios que implicaban escucharme más, hacer más de lo que sentía que de lo que creía que debía hacer porque era lo correcto, desviándome así del camino real. Inicios que también implica todo tal cual lo aprendí o, como decimos también, tal cual lo mamé.

Azúcar refinado, harinas refinadas, gluten, lácteos, huevos… Todo eso está recogido aquí, porque fue mi comienzo y, sin avergonzarme de ello porque es lo que me hace ser quien soy ahora, le dejo un espacio en mi pasado más remoto. Aprendiendo aún con ello, porque las bases son las bases y son una especie de manual a la que accedes cuando no sabes muy bien el por qué y cómo seguir. Aunque el cómo siempre viene sólo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s