Piña, Jengibre y Chía.

Cuando nos encontramos pesados, apáticos, y en muy poca consonancia con nosotros mismos, tendemos a tomar decisiones que incluso pueden llegar a empeorar nuestro estado anímico y las relaciones con las personas que tenemos a nuestro alrededor. ¿Por qué esto último? Por que todo lo que hay dentro se refleja fuera y si nosotros mismos no nos valoramos, ni nos cuidamos, ni respetamos…, en definitiva, si no NOS AMAMOS, no existe armonía, ni equilibrio. Por eso tanto hincapié en la alimentación y la verdadera NUTRICIÓN, pues no es lo mismo alimentación que nutrición.

Es época de cambios, de nuevas etapas, nuevas experiencias, más conocimiento; siempre, más conocimiento y más aprendizaje. Por favor, no os canséis nunca de pedir más y más…, creceréis. Con esto no me refiero a pedirle a un segundo o tercero más, casi exigiendo…, sino de pediros a vosotros mismos. Más al estilo me interesa esto, voy a ir a por ello; me gustaría aprender esto, voy a ir a por ello; esta persona me aporta buenas vibras, voy a dejar que entre mucho más de esta energía; tengo oportunidades por todas partes, pues mis opciones son ilimitadas…, voy a por ellas!.

Dejar de pensar, simple y llanamente, dejarnos llevar y fluir con lo que sabemos que nos gusta y todo llegará. Lo sé, es más fácil decirlo que hacerlo. Que no quede por que no lo hemos intentado!!

img_20170201_1141542900

Os traigo un Smoothie súper rico y desintoxicante, revitalizador y reforzador del sistema inmunológico. No suelo resfriarme ni nada pero por despiste se me quedó la bufanda en la casa de mi prima. Y qué, os preguntaréis…, por que se te olvide la bufanda no pillas un catarro. Si os digo que fue la semana de la Ola Siberiana por aquí, que fui a natación, me duché, salí con el pelo mojado (eso sí, con 2 gorros), casi que como el del gorrito de South Park, que no se le veía; me fui en bici y, de ahí a canto. Maravillosa, eh?.

Total, que el resfriado aún me dura, aunque mis suplementos de vitamina C naturales me están viniendo bien, además de alguna infusión que otra.

Sí es cierto que cuando estamos resfriados, solemos tirar de productos que generan mucha más mucosa, por lo que no son aconsejables para mejorar, aún así, por creencias o por emociones que nos remontan a cuando éramos pequeños y alguien nos cuidaba, seguimos tomándolo. Por lo tanto, de forma totalmente subconsciente. Sólo es amor, pero no el amor a nosotros sino uno que creían que era el mejor para nosotros.

Por todo esto y más, decidí usar la piña que me regaló mi jefe el finde pasado. Qué rica…

img_20170201_1143402893

Smoothie de PIÑA, CHÍA, JENGIBRE y AGUA

Para 1 persona

  • 2 rodajas de piña NATURAL, con el centro y unos 2 cm y medio de grosor
  • 100 ml de agua aprox., esto es más personal, a gusto
  • 1 cucharadita de Chía
  • 1 trozo de Jengibre. A gusto, personalmente me gusta notar bien el sabor.

La elaboración es simple, se ponen todos los ingredientes en la miniblender o la minipimmer, batidora de vaso, o la mismísima picadora que tengáis y…, taráaa! LISTO, amores. Yo tengo mi blender de Silver Crest y la verdad es que estoy muy contenta con ella, porque tiene una potencia muy muy buena y, por ello, me agiliza bastante. Además, es muy resistente y con capacidades mayores, por lo que no tengo que andar parando, sacando, etc.

¿Que qué tiene esto de bueno?

Bien, si comenzamos por el Agua…, no podemos vivir sin agua. Recuerdo a un profesor del colegio que nos dijo Chic@s, ¿sabíais que podéis estar 5 días sin comer, o 7 a lo máximo pero, en cambio, no podríais estar ni 3 días sin beber agua?. El agua es esencial, nos hidrata, nos depura, nos ayuda a que todo nuestro esplendor funcione de la forma correcta, sin cortocircuitos.

La Piña es una fruta que, como comenté en la entrada del batido verde de kiwi, mandarina y limón es una de esas grandiosas frutas de las cuales se habla mucho para adelgazar y demás pero no se sabe exactamente qué hace y por qué ha de tomarse. Recuerdo que en mi época de quiero adelgazar, sin más; una dietista no hacía más que ponerme piña de lata para cenar y kiwi. Ahora entiendo el por qué, aunque aún sigue habiendo muchísima ignorancia porque ella también lo acompañaba con queso de burgos, o pavo! Viva la caseína, que nos causa cáncer de hígado y vivan los nitritos presentes en las salchichas y los embutidos, tóxicos para nuestro cuerpo, con alto poder cancerígeno sobre el colon; vivan los productos enlatados…, no voy a decir mucho más. Entiéndase que son sarcasmos.

En fin, tras este inciso, del cual tendré que hacer una o dos entradas más porque es para explayarse, seguimos con que la maravillosa piña (que a mi, comerla a tajadas, puede provocarme llagas en la boca), es un tipo de fruta neutra, es decir, poco dulces y no excesivamente rica en hidratos de carbono simples y de absorción rápida. Además, ésta junto a la papaya, son frutas ricas en enzimas proteolíticas, es decir, que ayudan a la DIGESTIÓN de las PROTEÍNAS, así que es beneficioso combinarlas con algas como la espirulina o semillas como la chía (por la cual me he decantado), o el lino y frutos secos como los anacardos o las nueces de macadamia, puesto que son los ingredientes vegetales más ricos en proteínas.

¿Seguimos con la Chía? Esa semilla que está en boca de todos últimamente. Es toda una diva.

  1. Es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega 3, así que ayuda a reducir el colesterol LDL y los triglicéridos.
  2. Proporcionan sensación de saciedad ayudando a controlar el apetito.
  3. Ayudan a regular la coagulación de la sangre, células de la piel, membranas, mucosas y nervios, favoreciendo así la regeneración de tejidos. Por esta razón suele ser utilizada por algunos atletas.
  4. Contienen proteínas completas, proporcionando TODOS los aminoácidos esenciales.
  5. Facilitan la digestión.
  6. Aumentan la inmunidad.
  7. Refuerzan la energía y la concentración.

¿Aún te estás planteando pillártelas? Suele usarse, a menos que hagas puddings vegetales, una cucharadita de café y el paquete suele costar 4,50 € aproximadamente el medio kilo.

Ay…, y si vamos con el Jengibre…, con este te revolucionas por completo.

La primera vez que escuché de la existencia de esta raíz, ayudaba a mi madre en un bar que tenía junto a mi primo. Cada vez que alguien se ponía malo…, jengibre con limón y un poco de miel. Lo mejor es que al día siguiente prácticamente estaban bien, dependiendo de la gravedad, claro.

Si nos remontamos a épocas inmemoriables que ni las hemos vivido pero sí que son ciertas; tradicionalmente, el jengibre se ha utilizado y se sigue utilizando para tratar las afecciones intestinales, especialmente para los problemas digestivos, puesto que al estimular el páncreas, aumenta la producción de enzimas que favorecen la digestión. Al mismo tiempo, su poder antibacteriano resulta eficaz para prevenir problemas intestinales que se producen por alteraciones en la flora intestinal.

Por otra parte, antes que el pimperam y esas historias…, sí, jengibre. Es excelente para contrarrestar los vómitos producidos por la quimioterapia. En estos casos, si se incluye en las comidas que se hagan (almuerzos, cenas, etc.), ayuda a minimizar la reacción del cuerpo ante los medicamentos de la quimio, al igual que los causados en los primeros meses de embarazo y los post-operatorios.

¿MÁS? Pues sí, queridos…, es muy útil para evitar la aparición de úlceras por su compuesto antibacteriano, que es capaz de eliminar la bacteria Helicobacterpylori, cuyas secreciones de amoniaco atacan a los jugos gástricos produciendo gastritis y las úlceras en el duodeno. Además, es que en sí, esta raíz es capaz de neutralizar el exceso de ácido gástrico, otra de las causas de las apariciones de las úlceras.

Digamos por penúltimo, por que seguro que tiene muchísimas más propiedades que se me escapan y tengo que seguir aprendiendo…, su consumo alivia significativamente el dolor asociado a la artritis reumática, la osteoporosis y el dolor asociado a desórdenes musculares, actuando como antiinflamatorio.

img_20170201_1132222890

Espero que lo pruebes y disfrutes porque está buenisísimo! Sin necesidad de azúcares ni edulcorantes!

Cuídate, TÚ eres un templo sagrado!

 

Un abrazo ENORME <3,

~ Ayleen C. Safarian

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s